Acceso universal al agua de calidad, un proyecto en el que ganamos todos

Un camino hacia la igualdad en el sector tecnológico
7 marzo, 2019
La RSC, impulso clave para la inclusión laboral de las personas con discapacidad
21 marzo, 2019

Acceso universal al agua de calidad, un proyecto en el que ganamos todos

Tras varios años como director general de ACCIONA Agua, he podido comprobar, de primera mano, que a menudo, no se da el valor vital que el agua tiene hasta que escasea o decae su calidad. Es decir, la importancia que tiene el sector hídrico en el desarrollo económico y social, y no solo desde una perspectiva nacional, sino global. Es cierto que en ACCIONA tenemos una experiencia en más de 30 países de los cinco continentes con presencia de la compañía, con más de 500 proyectos en tratamiento, gestión del ciclo integral, automatización y control del agua, y más de 90 millones de personas se benefician de las infraestructuras y servicios de ACCIONA Agua, pero aunque  se está avanzando y existe  una mayor concienciación, tanto en el sector privado como en las instituciones y la sociedad en general, todavía nos queda mucho camino de andar.

Aún existen alrededor de 663 millones de personas todavía sin acceso a agua potable, y 2.600 millones de personas que no disponen de estructuras adecuadas de saneamiento y depuración de aguas residuales. Y todo ello, muchas veces en lugares donde el agua es abundante pero no en condiciones para ser usada para consumo humano.

Si queremos avanzar hacia el desarrollo sostenible será gracias a una mayor concienciación por parte de la sociedad y de los gobiernos a la hora de poner en marcha iniciativas regulatorias sostenibles, pero también a la capacidad de gestión integral del agua y donde se anticipa, una evolución prometedora. El salto de escala en los nuevos proyectos impulsará la innovación tecnológica, la versatilidad de las infraestructuras y la cantidad de regiones y personas beneficiadas.

El calentamiento global, crecimiento y concentración de la población, es una realidad que va a durar muchos años, y por ello existe un aumento muy importante en la inquietud por el acceso al agua. El mundo es muy grande, muy diverso, como la necesidad de agua en cada región. No se trata solo de la disponibilidad, el gran reto es la presión sobre el uso y el suministro. Necesitamos infraestructuras y procesos, algunos muy complejos, cada vez más eficientes, económicos y sostenibles para captar agua, tratarla, distribuirla, recogerla una vez usada, depurarla y verterla de nuevo al medio ambiente en el mejor estado posible. Pero estamos seguros de que en este sector tenemos un campo de optimización muy amplio y un gran futuro por delante.

Nuestra experiencia de trabajo en zonas tan diversas por todo el planeta es clave para atender a todos los retos que se enfrenta el sector del agua a nivel global. En muchas regiones de África la prioridad es el suministro. En Latinoamérica, tratar y depurar. En Oriente Medio el recurso directamente no existe, hay que generarlo de la forma más práctica en ese entorno, con desalación de agua marina.

España juega un papel muy importante de experiencia ya que el mapa hídrico tiene un poco de todo, zonas húmedas, zonas muy secas, usos urbanos e industriales y explotación agrícola intensa, como en Levante. Y además somos el segundo país del mundo en número de turistas e impacto económico de esa actividad, donde la disponibilidad de agua y su conservación son cruciales. Esa diversidad explica la variedad de tecnologías y procesos en los que España destaca por encima de otros países desarrollados. El agua es una necesidad social crítica, un bien de control público, y garantizar su buena gestión trasciende lo técnico, lo económico.

Debido a la concienciación medioambiental de ACCIONA Agua, constituimos la única empresa española en conseguir la máxima calificación en el índice CDP Water Security 2018. Esta organización, sin ánimo de lucro, tiene como objetivo encargarse del impacto medioambiental de inversores, empresas y estados. Tiene en cuenta factores como la gestión de riesgos y oportunidades hídricas, compromisos en la política de agua o la estrategia que siguen en el Plan de Director de Sostenibilidad. Nuestra compañía ha logrado destacar de entre las más de 2000 entidades analizadas.

Si centramos el foco en la postura de organismos internacionales como la ONU, podremos observar que uno de los hitos recientes más importantes ha sido el reconocimiento del derecho humano al agua y al saneamiento. Según esta institución, todos los seres humanos tienen derecho a tener acceso a una cantidad de agua suficiente para el uso doméstico y personal. Teniendo en consideración los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), para 2030 se quiere lograr el acceso universal y equitativo al agua potable a un precio asequible para todos.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la cantidad de agua dulce existente en la tierra es limitada, y su calidad está sometida a una presión constante. Por esta razón, es necesario mejorar el acceso a servicios de saneamiento básico en los hogares y las instituciones, amén de la gestión sin riesgos en la totalidad de la cadena de saneamiento (recogida, transporte, tratamiento, eliminación y uso de los residuos). No podemos olvidar que una parte significativa de la población mundial continúa sin disponer de un saneamiento adecuado.

 

por Jose Díaz Caneja, Director General de ACCIONA Agua.

 

 

 

 

Compartir: