¡Alerta, dispositivo demasiado caliente!

Reflexionamos sobre el Día Mundial de la Población
11 julio, 2019
Los retos de las empresas españolas desde la perspectiva de la innovación y la internacionalización
5 septiembre, 2019

¡Alerta, dispositivo demasiado caliente!

“Vacaciones de verano para mí, caminando por la arena junto a ti…”; así empezaba el estribillo de la mítica canción de Fórmula V, un tema que muchos han disfrutado al lado de los más importantes: familiares, amigos, parejas… Seres queridos, en general. Pero la sociedad ha avanzado y, para un fiel reflejo de la actualidad, este grupo de los años 60 debería modificar un poco la letra para plasmar lo que a muchas personas les ocurre durante no sólo las vacaciones de verano, sino en el día a día: estar pegados a una pantalla.

Pensemos la siguiente situación: una playa, muchas toallas agrupadas por amigos, sombrillas, bebidas… y más de la mitad del grupo con un teléfono móvil entre sus manos para compartir en Instagram sus maravillosas vistas a través de sus “historias”. Todos hemos sido testigos de esto en las publicaciones de nuestras redes sociales, y al igual que pensamos en el viaje tan glamuroso que está haciendo nuestro antiguo compañero de trabajo o de universidad, quizás deberíamos reflexionar sobre esta adicción a las tecnologías.

En nuestro blog de BeConfluence ya vimos que seguramente nos costaría adaptarnos a una vida sin internet y estos dispositivos electrónicos debido a la cantidad de actividades que realizamos con ellos; y es que su uso no sólo se limita a ver y compartir las publicaciones de nuestros amigos en las redes sociales o a mantener una conversación con algún ser querido que está lejos. Ahora, las nuevas tecnologías nos permiten hacer la compra de nuestro supermercado de confianza y pagar una comida e incluso el parquímetro de nuestro coche estacionado.

Gracias a un estudio, la firma tecnológica RTB House pudo comprobar que los dispositivos con mayor uso durante el verano son los smartphones y las tablets, un dato que no debería resultarnos extraño debido a que es una época de viajes y escapadas a las playas y piscinas. Sin embargo, la compañía descubrió que, durante los meses de julio y agosto, el uso de los dispositivos móviles oscilaba entre un 27% y un 36% superior a la media anual.

Como hay mentes pensantes de todo tipo, ya existen negocios destinados a que las personas reduzcan su consumo con los móviles y aparatos electrónicos, y no es una “sociedad de adictos anónimos” a las nuevas tecnologías. Al menos, no tienen ese nombre. Estos establecimientos se conocen con el nombre de Hoteles Detox o, dicho de otra forma, hoteles que utilizas para dejar de lado el teléfono móvil. “Wyndham Hotels es una cadena estadounidense con presencia internacional que se dio cuenta del creciente uso de los smarthpones cuando los clientes pedían más sillas para sentarse en la playa y mirar el móvil”, relatan desde la plataforma web xatakamovil. Para intentar paliar la situación, los hoteles de la empresa estadounidense ofrecieron a sus clientes la opción de introducir sus smartphones en una bolsa para conseguir una serie de ventajas, como bocadillos gratis.

Pero no hace falta cruzar el charco para encontrarse con estos Hoteles Detox. En España, Vincci Hoteles ha pensado en una oferta completa para sus clientes y ha incluido un paquete especial conocido como “Digital Detox Pack” con las siguientes instrucciones: “A tu llegada al hotel nuestro personal te dará la bienvenida con un zumo depurativo. A continuación, te solicitará la entrega de todos tus aparatos electrónicos (móvil, mp3, ordenador, radio, tablet, etc.) que puedan enturbiar los momentos de paz y de tranquilidad que te esperan con nosotros. A cambio, te entregaremos un libro con unas recomendaciones con el objetivo de que tu estancia sea lo más agradable posible. Y, para que consigas relajarte, incluimos también una sesión de spa”. ¡Y voilà!

Así de sencillo. Lo cierto es que, aunque parezca pan comido, muchas personas tendrían que hacer la prueba para ver si son capaces de prescindir de sus dispositivos durante estos meses de calor. Seguramente, habrá muchos casos en los que alguien haya leído esto en su pantalla mientras tomaba el sol en la playa: “El dispositivo está demasiado caliente y necesita enfriarse”. Esta alerta se ha convertido en una razón más de peso para que no sólo cese el uso de los smartphones en las vacaciones para desconectar mentalmente, sino por la propia salud del dispositivo. ¿Lo conseguiremos?

Compartir: