Analizamos la comunicación de crisis de Huawei

Espacios de trabajo para la transformación
6 junio, 2019

Analizamos la comunicación de crisis de Huawei

El caso de Huawei ha sido —y está siendo— tan sonado que casi ni hace falta presentarlo para saber de qué estamos hablando. Las guerras comerciales entre países pueden traer consecuencias nefastas para algunas compañías que incluso se encuentran entre las más importantes de su sector. Este es el caso de Huawei y los desencuentros entre su país de origen, China, y uno de los gigantes tecnológicos de una de las grandes potencias mundiales: Google y Estados Unidos, respectivamente.

Esta noticia implicaría que los móviles de la compañía tendrían que decir adiós a su actual sistema operativo: Android, desarrollado por Google. En efecto, todos los usuarios que cuenten con un terminal Huawei no tendrían posibilidad de actualizar sus dispositivos y el móvil se quedaría obsoleto en poco tiempo. Este boom ha azotado tanto a la empresa china, a sus clientes y al mercado, que podemos decir que Huawei se está enfrentando a una crisis de comunicación. Desde BeConfluence ya vimos algunos consejos para tratar de solventar un caso de comunicación de crisis. ¿Cómo la estará gestionando Huawei? ¿Será acertada? ¡Vamos a analizarla!

 

Tranquilidad, ante todo

Aunque Estados Unidos y empresas como Qualcomm e Intel dejasen de colaborar mercantilmente con China, el equipo de comunicación de Huawei ha optado por tranquilizar a todos los usuarios. Según informó en la radio COPE la directora de Relaciones Internacionales, Comunicación y RSC de Huawei España, María Luisa Melo, “Huawei tiene una licencia ahora de 90 días que permitirá seguir recibiendo actualizaciones y parches de seguridad de Android, y accediendo a las aplicaciones de Google”.

Asimismo, la representante quiso destacar la inversión de la compañía asiática en I+D como mensaje esperanzador, y aprovechó para dictaminar que “el tiempo pondría a cada uno en su sitio”. Con estas palabras, María Luisa Melo ha aprovechado la relevancia de la compañía —actualmente es uno de los gigantes móviles mundiales— para quitar la atención del conflicto estadounidense y reforzar tanto su imagen como su fidelidad con sus clientes. Y es que uno de los objetivos claros de la marca es no perder de golpe un importante número de usuarios ni de ventas. Algo difícil para un bloqueo de semejante envergadura; envergadura a la que, sin embargo, Huawei resta importancia.

A pesar de que las ventas de sus smartphones descendieron hasta en un 30% por el veto de Donald Trump, Pablo Wang, director de la Unidad de Negocio de Huawei España, aseguró que, tres días más tarde de la noticia, las ventas ya habían recuperado su ritmo habitual.

Estamos viendo que ningún representante de la compañía ha querido perder su oportunidad para devolver la calma entre sus clientes y el mercado. Pero la comparecencia que más ha llamado la atención ha sido la del fundador de la compañía, Ren Zhengfei, de 74 años, que salió de su retiro para ponerse frente a los medios de comunicación de la televisión china y dirigir unas palabras al respecto.

El periodista de elEconomista Antonio Lorenzo recogió la rueda de prensa de Zhengfei en la que, para sorpresa de muchos, colocó a Google en una muy buena posición. Según el fundador de Huawei, el gigante tecnológico estadounidense ha mostrado ser “muy responsable” porque está persuadiendo al gobierno de Trump para solventar el bloqueo. Además, quiso mostrar su gratitud hacia las empresas estadounidenses con las que llevan más de 30 años trabajando y “nos han ayudado a crecer en lo que somos hoy”. Zhengfei no quiso perder su oportunidad para quitar dramatismo al asunto, y aseguró que sus hijos utilizan los terminales de Apple; una preferencia que no menospreciaría a Huawei. Y, haciendo uso de los proverbios de su tierra, aseguró que “una causa justa atrae mucho apoyo, mientras que una injusta encuentra poco”.

Sin duda, el fundador de la empresa ha sabido dar una lección de cómo la política debe quedar al margen de, según él, un “producto básico” como los móviles de Huawei, una compañía donde “nunca hemos dicho nada sobre contribuir al orgullo nacional chino en nuestra publicidad”.

Proyectos futuros: 5G, sistema operativo y más

Ya hemos visto cómo algunos responsables de la empresa china han intentado tranquilizar a la comunidad haciendo uso de su reputación. Sin embargo, uno de los proyectos más potentes que tiene Huawei entre manos y que lanzará junto con Vodafone es el 5G. A esta tecnología también quiso hacer alusión Ren Zhengfei con declaraciones como que “el 5G no es una bomba atómica; es algo que beneficia a la sociedad. No deberíamos ser el objetivo de Estados Unidos sólo porque estemos por delante de ellos en 5G”. El fundador de la marca aseguró que el bloqueo de Trump no supondría un impacto negativo frente a esta tecnología puntera, pues llevan años de ventaja frente a la competencia.

En cuanto a los problemas referentes al sistema operativo Android con el que no podrían contar los dispositivos móviles, existen varias especulaciones sobre un nuevo sistema operativo que está desarrollando la empresa para poder ponerlo en marcha cuanto antes. Además, también existe la posibilidad del Android AOSP (Android Open Source Project), un sistema operativo de código abierto sobre el que se sustenta el Android de Google pero apto para el uso de cualquiera.

Aterrizando en Madrid, la construcción de la tienda que la compañía tiene prevista para este verano seguirá en pie, además de una flagship en Barcelona cuya concreción comenzará después de los meses de calor.

Atendiendo al futuro próximo de la empresa china y las declaraciones de sus representantes, ¿crees que se ha producido un escándalo exagerado con el bloqueo de Trump hacia la compañía? ¿O quizás los profesionales han sabido gestionar muy bien su comunicación de crisis?

 

 

 

Compartir: