Déjame que te cuente una historia

Predicar con el ejemplo
20 agosto, 2015
La @policia pierde a su musa
31 agosto, 2015

Déjame que te cuente una historia

¿Cómo provocar experiencias y vivencias a través de las palabras?

¿Cómo motivar y ser emotivos con palabras que se traduzcan en una forma de vivir determinada?

¿Cómo vincular definitivamente a una marca con el público al que se quiere llegar?

Podemos crear experiencias reales, utilizar palabras, imágenes y estimulación sensorial  para hacer llegar experiencias virtuales y valores de tu marca. Esta es nuestra misión como comunicadores. ¿No te parece extremadamente valioso?

Hay informes que confirman que la mente utiliza lo que se llama “Neural Story Network” para interpretar la realidad como historias con el fin de liberar las sustancias químicas adecuadas (que producen emociones) y así impulsar las rutinas previamente exitosas de comportamiento. Esto significa que exista un proceso en el que se concentren las historias que nos inspiran empatía, encontrando patrones de interpretación y diseño de formatos por parte de los comunicadores que al principio no tienen por qué significar nada interesante pero que una y otra vez se convierten en la “historia” que estamos buscando y que produce emoción a nuestro público.

En definitiva, hablamos de historias, del arte de la palabras…¿Te acuerdas de la historia de “Prejuicio y sensibilidad del S.XIX”? Una época en la que el poder de las palabras tenían una increíble importancia en cualquier vida. Una época llena de un gran romanticismo, cuando esta “palabra” tenía algún significado. Cuando las sutilezas y los subterfugios tenían un papel importante. Elementos todos ellos para vestir esta historia, y que sea enormemente atractiva para el público actual, la mayor parte del cual se ha olvidado de las sutilezas, de los buenos modos, y el poder de la palabra ha pasado a estar en un segundo plano. Una época donde la palabra era la que forjaba indudablemente la reputación de cualquier persona. Y donde el riesgo de la reputación podría cambiar la vida hacia diferentes derroteros.

Este es el poder de las historias. Recuerda como Steve Jobs siempre empezaba sus presentaciones diciendo: “Deja que te cuente una historia”. Las historias ejercen un poder sobre las que la escuchan. ¿Y qué deben tener? Hay muchas reglas sobre esto, pero para mi las 6 principales premisas son:

  1. Engancha a tu audiencia
  2. Crea un escenario donde la audiencia viva tu historia
  3. Incluye emociones donde el conflicto y complicaciones se vean reflejados de laguna manera, quemás tarde se solucionarán.
  4. Ayuda con detalles para hacerlo simple y claro
  5. Ofrece una solución a la historia planteada al inicio
  6. Termina la historia de tal forma que ayude a tu audiencia Esta acción puede ser con la intención que quieres que -compre, comprar en, cambiar, mejorar, responder y así sucesivamente …

¿Y cómo hacer reaccionar emocionalmente?

 

Compartir: