Energías renovables: Si no lo cuentas, no existen

Hogares inteligentes, ¿utopía o realidad?
31 enero, 2019
‘Influencers’ + marcas = ¿amor verdadero?
14 febrero, 2019

Energías renovables: Si no lo cuentas, no existen

 

“Los ciudadanos de la UE gozan de normativas medioambientales que figuran entre las más estrictas del mundo”, sentencia un apartado de la página web de la Unión Europea. Una cita que cobra sentido cuando se pone de relieve que entre los objetivos de esta unión se encuentra la protección, conservación y mejora del capital natural de la misma. Para ello, la Directiva del Parlamento Europeo y del Consejo fijaron una ruta que debía seguir cada país mediante sus propios planes de acción. Unos planes a contrarreloj, puesto que la meta está prevista que sea alcanzada para 2020.

No hace falta leer la Directiva 2009/28/CE del Parlamento Europeo y del Consejo ni el último Plan de Energías Renovables para advertir el cambio de paradigma que atraviesa el sector energético. El consumo acelerado de los recursos, el impacto ambiental ligado al uso y gestión de las energías tradicionales o el precio de las materias primas, por citar alguno de los ejemplos más significativos, hacen del tema de la energía una cuestión que compete al conjunto de la sociedad.

A pesar del afán del ente público por regularizar el sector y promulgar medidas para alcanzar los objetivos del 2020, estos esfuerzos quedan ensombrecidos sin una estrategia de comunicación convincente. Si no se difunde de manera concisa las ventajas de las energías renovables y la incorporación de su correspondiente tecnología al sistema, el ruido generado por aquellos interesados en no dar paso a la transición ecológica acabará por adueñarse de la conciencia colectiva mediante el escepticismo. Como se dice de manera coloquial en este sector: “Si no lo cuentas, no existe”.

Según un informe publicado por el Índice de Desempeño Ambiental 2018 (EPI, por sus siglas en inglés), la calidad del aire es la principal amenaza ambiental para la salud pública. Si bien España goza de una buena posición en el ranking respecto a la sostenibilidadconcretamente la duodécima, está lejos de alcanzar a los compañeros que lideran la lista, como es el caso de Suiza, Francia, Dinamarca o Malta.

Este informe elaborado de manera bienal por investigadores de la Universidad de Yale y Columbia, en colaboración con El Foro Económico Mundial, clasifica a 180 países en distintas materias medioambientales.

La responsable de comunicación en la Representación de la Comisión Europea en EspañaTeresa Frontán Fernández, asegura que “la Unión Europea es líder a nivel mundial en la lucha contra el cambio climático”. Además, añade que tienen una posición común con el resto de los países y que “Europa se encuentra a la cabeza en el cumplimiento de los compromisos que se adquieren”. Respecto al tema de las energías renovables, señala que hay lugares que alcanzan los objetivos con mayor brevedad de tiempo; no obstante, todos los países están en vías de conseguirlo.

“Hacemos campañas de comunicación explicando cuáles son los objetivos de la UE y cuáles serían los problemas si no se alcanzaran”, comenta la responsable de comunicación. Señala que es fundamental que los gobiernos cumplan los compromisos, sin olvidar la importancia de que los ciudadanos se impliquen en el seguimiento de este y adquieran un rol activo.

En esta línea, Teresa comenta que, en materia de energías renovables, “una demanda por parte de los usuarios puede acelerar su implantación”. Explica que “España tiene muchas horas de luz solar; sin embargo, no utiliza este recurso como otros países con menos, véase Alemania o Bélgica”. Concluye aclarando que, aunque España pueda hacer un mayor esfuerzo, “vamos por el buen camino y no estamos lejos de alcanzar los objetivos”.

Por Alberto González Barbadillo

Compartir: