Espacios de trabajo para la transformación

¿Entienden las marcas a la Generación Z?
30 mayo, 2019
Analizamos la comunicación de crisis de Huawei
13 junio, 2019

Espacios de trabajo para la transformación

 

Por Alejandro Pociña, presidente de Steelcase

En el mundo de los negocios actual, donde cualquiera puede llevar la “oficina” encima a través de cualquier smartphone, pensar en el renacimiento de la oficina, en el sentido más literal de su significado, puede sonar, para algunos, algo pretencioso, pero créanme que no es así. En una época de cambios constantes como es la actual, donde las reglas ya no están escritas y donde los negocios evolucionan a golpe de ratón y a velocidad de crucero, el espacio de trabajo se convierte en un activo imprescindible para que las empresas puedan fortalecerse, o transformarse, en un entorno empresarial convulso, cambiante y complejo.

 

¿Pero cómo puede ayudar el entorno de trabajo?

 

El espacio modifica el comportamiento y el comportamiento, a lo largo del tiempo, genera cultura. Veamos un ejemplo. ¿Cualquiera que me esté leyendo tendría el mismo comportamiento en una catedral que en un campo de fútbol? Uno y otro no dejan de ser meros espacios físicos, pero la forma de comportarnos en ambos escenarios es diametralmente opuesta. Lo mismo ocurre en las oficinas. Todas tienen unos códigos que moldean nuestro comportamiento poniéndolo al servicio, o no, de la empresa.

 

Por todo ello, no es casual, ni forma parte de una moda sino de una necesidad, que las grandes compañías y startups disruptivas, que han nacido con la ambición de innovar y de liderar la nueva economía, estén apostando por entornos de trabajo donde sus empleados estén a gusto y puedan poner lo mejor de sí mismos al servicio de la empresa. El espacio de trabajo físico es un agente primordial de una organización, capaz de proporcionar apertura, transparencia y flexibilidad, lo que ayuda a los líderes a crear las condiciones necesarias para disfrutar de una plantilla comprometida, ágil y resiliente. Y si les aportamos los espacios adecuados, también, creativa e innovadora.

 

Steelcase

 

Los nuevos espacios de trabajo sitúan a las personas en el centro de atención y dan respuesta a sus necesidades de bienestar. El bienestar no sólo ayuda a las personas a estar más sanas, sino que también les ayuda a pensar mejor, ser más productivas, creativas e innovadoras y estar más motivadas y comprometidas. El verdadero éxito empresarial hoy en día está en contar no solo con los mejores profesionales, sino hacer que éstos estén motivados y comprometidos y el espacio de trabajo es una herramienta muy valiosa dentro de la estrategia de la organización para conseguirlo.

 

Particularmente, no me gusta hablar del espacio “tipo” para todas las compañías puesto que éste dependerá de las características del propio negocio y lo que para una empresa puede funcionar, para otra puede suponer su muerte laboral. Sin embargo, sí que existen patrones comunes. El principal, y sobre el que pivota todo, se resume en dos ideas claves: poner a disposición del trabajador una diversidad de espacios y dotarle de la capacidad y la confianza para que los utilice en función de la actividad que esté desempeñando en cada momento.

Compartir: