Un camino hacia la igualdad en el sector tecnológico

Mientras el 5G protagoniza el MWC, otros ya piensan en el 6G ¡y más allá!
28 febrero, 2019
Acceso universal al agua de calidad, un proyecto en el que ganamos todos
12 marzo, 2019

Un camino hacia la igualdad en el sector tecnológico

 

El papel de la industria tecnológica parece estar ligado exclusivamente al sector masculino. Si a esto se suma el acceso a puestos de alta dirección en las mismas, las opciones de que una mujer encabece la presidencia y la toma de decisiones en una empresa de dicha índole se reducen a pasos agigantados. Sin embargo, y con el objetivo de ir derribando estereotipos que cada vez más forman parte del pasado, os traemos un par de ejemplos, de los muchos que hay, de mujeres que marcan el rumbo de grandes empresas tecnológicas.

A los 10 años, Lisa Su disfrutaba desmontando y arreglando el mando de los coches teledirigidos de su hermano. Esta actitud curiosa por comprender cómo funcionaban los aparatos, le llevaron a licenciarse, cursar un máster y obtener un doctorado en Ingeniería Eléctrica en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). Hoy en día, Lisa Su ostenta la presidencia y la dirección ejecutiva de AMD, una de las empresas de mayor trascendencia en el sector tecnológico de los semiconductores.

Antes de incorporarse a dicha compañía en el 2011, esta ingeniera pasó por distintas empresas, entre ellas IBM, donde ejerció puestos de dirección y negocios durante 13 años, incluido el cargo de vicepresidenta del Centro de Investigación y Desarrollo de Semiconductores. Entre su extenso palmarés, destaca su nombramiento como “Los 50 líderes más importantes del mundo” (Fortune, 2017), “Las principales 50 mujeres en tecnología” (Consejo Nacional de Diversidad, 2016) o su nombramiento como presidenta de la directiva Global Semiconductor Alliance (GSA) en 2018.

Tras estudiar ingeniería aeronáutica y convertirse a los 25 años en consultora de una multinacional, Verónica Pascual se incorporó al proyecto familiar ASTI, una empresa burgalesa de ingeniería, cuyo objetivo es proporcionar soluciones para optimizar la logística interna automatizada. Después de convertirse en CEO de la compañía, compró el 100% de las acciones para dar un nuevo giro a la empresa. Desde su incorporación en ASTI, ha conseguido multiplicar por 13 la facturación y por 8 la plantilla. Hoy en día, su empresa es referente europeo en el sector de los vehículos de guiado automático (AGV).

Con el fin de orientar el desarrollo del talento STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics) y el fomento de vocaciones científico-tecnológicas en el sector femenino, ASTI pone a su disposición programas como el “STEM Talent Girl”, orientado a mujeres que cursen desde tercero de la ESO hasta las recién graduadas. Para Verónica Pascual, la tecnología no puede tener género y los equipos son más ricos en función de su diversidad. Por esta razón, focalizan sus esfuerzos en el talento de los jóvenes, tanto en las mujeres como en los hombres.

En esta línea, cabe destacar el papel de la Asociación Española de Ejecutivas y Consejeras (Eje&Con), la cual busca ser agente impulsor de cambio para crear una sociedad en la que la diversidad sea un factor determinante en el acceso a puestos de máxima responsabilidad. Nació en 2015 por iniciativa de 110 ejecutivas con el objetivo de dar continuidad al Proyecto  Promociona, en el que todas ellas habían participado. Su pretensión radica en ser mentoras para mujeres que quieran progresar en el ámbito profesional y así poder llegar a los puestos de alta dirección del tejido empresarial español.

El camino hacia la igualdad en el sector tecnológico constituye cada vez más una realidad. Gracias a personas que rompen barreras en la industria, como es el caso de Lisa Su y Verónica Pascual, se logra dar grandes pasos hacia el progreso. Asociaciones como Eje&Con hacen posible que los esfuerzos individuales de mujeres no caigan en saco roto y unan sus voces para reivindicar de una manera más compacta la igualdad.

Por Alberto González Barbadillo

 

Compartir: