E-commerce y el medioambiente, los grandes retos del sector logísitico

Aeversu selecciona a BeConfluence como agencia de comunicación
AEVERSU selecciona a BeConfluence para desarrollar y gestionar su estrategia de comunicación
23 abril, 2019
¿Sabías que el paso del tiempo también afecta a los mensajes de las marcas?
30 abril, 2019

E-commerce y el medioambiente, los grandes retos del sector logísitico

Las nuevas tecnologías están mejorando la gestión de la logística, desde los almacenes, hasta la entrega final, sin olvidar los procesos de preparación de rutas de reparto. Hablo de tecnologías como la incorporación del RFID (Radio Frequency Identifiquer) en las etiquetas de transporte, el Big Data para la gestión de datos de las entregas o, simplemente, el GPS (Global Positioning System). Todas ellas tienen especial protagonismo en el mundo del e-commerce. No sabemos qué innovaciones traerá el futuro, pero no podemos descuidar el entorno en el que vivimos.

El cuidado del medioambiente gracias a un modelo sostenible constituye un aspecto fundamental para la compañía. Una fracción de los repartos puede generar un impacto negativo en el ecosistema, por esta razón, DHL se ha fijado el reto de huella de carbono Cero neto en 2050 y un plan ambicioso para conseguirlo, incluyendo diferentes tipos de acciones englobadas en el programa de protección del medioambiente GoGreenLa logística del futuro tiene que ser sostenible, respetuosa con el medioambiente y ofrecer al consumidor soluciones flexibles a precios competitivos.

Con el crecimiento de la internalización de las economías, la logística juega un papel muy relevante a nivel local e internacional. Las grandes ciudades sufren una saturación del tráfico y altos niveles de contaminación, lo que hace que se reduzca el acceso al centro para los medios de transporte convencional; sin embargo, no se ofrecen alternativas. El cambio a flotas de transporte y al reparto más sostenible y menos contaminante es lento, debido a la falta de alternativas de los constructores y a los costes de explotación, pero sin duda alguna, este será el camino a seguir.

Con la aparición del e-commerce, han surgido varios retos desde el punto de vista logístico. El cambio de tendencia, generado por las compras en tiendas electrónicas, ha multiplicado los volúmenes de entrega a particulares. La entrega en el domicilio supone un proceso más complejo, ya que la comunicación con el consumidor debe ser constante para que esté en casa en el momento preciso. La gestión de los picos de entrega en campañas como el Black Fridayo las Navidades crea mucha tensión en toda la cadena de suministro.

Dado que en las grandes ciudades el consumidor no suele estar en su domicilio,los operadores logísticos están desarrollando soluciones para adaptarse a las necesidades del cliente y facilitar las entregas con la mayor comodidad.Las soluciones en las que se está trabajando son las consignas automáticas como ocurre en Alemania, las redes de puntos de conveniencia como en Francia u ofrecer direcciones alternativas como la morada de un vecino autorizado. Existen aplicaciones como la denominada ODD (On Demand Delivery) de DHL, la cual permite a la compañía comunicarse con el consumidor final.

Quizá debamos buscar nuevos modelos de transporte para hacer frente al reto del e-commerce de manera sostenible. Entregas con bicicleta y triciclos eléctricos, coches de la misma índole, e incluso a pie. Estas innovaciones ya están en fase de pruebas, y solo es el principio. Hemos renovado las flotas aéreas y terrestres para reducir el consumo de combustible y disminuir los costes de distribución, al mismo tiempo que se disminuye la contaminación. El e-commerce debe ser percibido como una oportunidad, y vamos a aprovecharlo para mejorar el servicio que ofrecemos a la sociedad.

 

Por Miguel Borrás, director general de DHL Express Iberia

Compartir: