¿Podemos controlar lo que se dice de nuestra marca en Internet?

El ‘lobby’. Ojos, oídos y boca
23 febrero, 2011
Democratizamos el acceso a la información
3 marzo, 2011

¿Podemos controlar lo que se dice de nuestra marca en Internet?

No cabe duda que los entornos 2.0 se han convertido en uno de los principales medios a la hora de crear conciencia de nuestra marca y captar nuevos clientes.  Constituyen la fuente de información más importante para la toma de decisiones de compra por parte de los consumidores; sin embargo, también pueden contribuir a la pérdida de clientes debido a comentarios negativos por parte de otros usuarios de Internet.

Un reciente estudio realizado por la consultora Guidance muestra que el 27% de las pérdidas de clientes en la actualidad se deben a la influencia de comentarios vertidos en la red.

El consumidor de hoy visita foros, blogs o el perfil social de una marca antes de comprar un producto o contratar un servicio. La experiencia de otros consumidores con un determinado producto o servicio en el que estamos interesados se considera uno de los factores más fiables a la hora de realizar una inversión. Esto significa que todas las acciones offline de una empresa tendrán su correlación en entornos online.

Por tanto, nos enfrentamos a un arma de doble filo, que puede perjudicarnos a la vez que beneficiarnos. Es muy difícil controlar todo lo que se dice de nosotros en Internet; sin embargo nuevas herramientas están emergiendo en el panorama actual con el fin de minimizar este problema. Este es el caso de MyObserver, una herramienta capaz de analizar el contenido específico de los comentarios de la red con un alto porcentaje de fiabilidad.

Gracias a programas como éste, tendremos la posibilidad de sacar el máximo potencial a lo que se dice de nosotros, y todas las críticas que recibamos servirán a nuestra empresa como un feedback para mejorar.

De esto podemos concluir que una buena gestión de toda la información vertida en Internet sobre nuestra empresa es la clave para incrementar nuestro porcentaje de clientes y reducir el número de pérdidas, ya que nos permitirá descubrir sus verdaderas necesidades y de este modo proporcionarles el producto o servicio perfecto para satisfacerlas.


Compartir: