Sostenibilidad y aviación

Repasamos las principales novedades de IFA 2019
12 septiembre, 2019
La vuelta al cole del marketing: 4 tendencias para este otoño
26 septiembre, 2019

Sostenibilidad y aviación

 

Por Boris Darceaux, director general de Air France-KLM para España y Portugal

 

El transporte aéreo une a personas, economías y culturas, a la vez que impulsa el crecimiento económico y el progreso social. La aviación es también responsable de entre el 2 y el 3%* de las emisiones de CO2 de origen humano. ¿Es compatible aviación y sostenibilidad?

Aviación y turismo son sectores en crecimiento que miran hacia el futuro. Para garantizar este futuro, tenemos la responsabilidad de preservar nuestro planeta, integrando un desarrollo más sostenible en el día a día de nuestras operaciones. Esta es una preocupación del conjunto nuestra industria.

En Air France-KLM asumimos nuestras responsabilidades y actuamos para reconciliar crecimiento con protección del medioambiente.

En este contexto, en nuestro Grupo llevamos muchos años trabajando para llevar a cabo operaciones más sostenibles. Nuestra principal prioridad, como la de otras compañías aéreas, es la reducción de las emisiones de CO2 resultantes de nuestras actividades. Para ello, nos hemos puesto unos objetivos. En 2018, nuestro Grupo logró el objetivo que se había marcado para 2020 de reducir sus emisiones de CO2 por pasajero/km en un 20% en comparación con 2011. Esto se ha logrado, entre otros, gracias a varios factores como la renovación de nuestra flota (los nuevos Boeing 787-9 permiten una reducción de las emisiones de CO2 en torno al 20% en comparación con generaciones de aviones anteriores), la eficiencia operacional, el eco-pilotaje, la reducción del peso a bordo, los combustibles alternativos sostenibles y la compensación de carbono. El objetivo a largo plazo de nuestra industria es reducir en un 50% las emisiones de CO2 para 2050 (con respecto a 2005).

En este punto, es importante destacar que el aéreo es el único modo de transporte sujeto en Europa a un sistema de compensación de carbono. Este sistema se aplica a todos nuestros vuelos intraeuropeos, en los que actualmente compensamos en torno al 50% de las emisiones de CO2.

En las operaciones en tierra también se desarrollan iniciativas como la utilización de vehículos eléctricos (el 50% de nuestros vehículos en tierra son eléctricos), el ahorro de agua (desde 2011 en nuestro grupo hemos reducido un 6% el consumo de agua), el reciclado de desechos (KLM ha alcanzado ya su objetivo de 2020 de reciclar y recuperar el 100% de sus residuos no peligrosos). Y existen muchas iniciativas más, la última ha sido la de Air France, que se ha comprometido a eliminar para finales de 2019, 210 millones de productos de plástico de un solo uso en todos sus vuelos, que serán sustituidos por alternativas sostenibles.

Esta voluntad sostenible, no solo se aplica a nuestras compañías, si no que se extiende a toda la cadena de proveedores. Air France-KLM se compromete a trabajar con empresas que están comprometidas a su vez con una carta de Responsabilidad Social Corporativa.

Entre las medidas a llevar a cabo, es también muy importante trabajar en todas aquellas iniciativas que hacen que nuestros clientes puedan contribuir de manera activa para alcanzar este objetivo. Cada día más viajeros de ocio y de negocios tienen en consideración el criterio del respeto medioambiental a la hora de elegir una aerolínea o un destino.

En nuestro caso, ofrecemos un servicio de compensación voluntario de CO2, a través de un calculador de emisiones. Este calculador está directamente conectado a un sistema de evaluación que permite a los pasajeros estimar las emisiones de carbono asociadas a sus viajes. Desde el inicio del programa CO2ZERO en 2008, sólo KLM ha conseguido reducir 260.000 toneladas de CO2 gracias a compensaciones voluntarias. La contribución aportada por los pasajeros permite financiar proyectos certificados Gold Standard de reducción de CO2. La cifra de clientes que compensan sus emisiones de CO2 aumenta un 50% cada año.

También se llevan a cabo iniciativas concretas en los países en los que operamos. En España lanzamos en 2018 el proyecto “Un Billete, Un Árbol”, mediante el cual se donó un árbol por cada billete vendido en la web de KLM. Gracias a esta campaña, a finales de este año 2019 se habrán plantado más de 22.000 árboles en distintas regiones españolas.

Todas estas acciones y muchas otras contribuyen día a día a cerrar la brecha entre aviación y sostenibilidad. Y en nuestro caso, parece que son eficientes. Nuestro modelo de sostenibilidad es reconocido por las principales agencias internacionales no financieras de calificación. El rendimiento no financiero de Air France-KLM es evaluado anualmente, en concreto por las agencias de calificación RobecoSAM, Carbon Disclosure Project, Vigeo Eiris y ISS-Oekom Research. Todas nuestras iniciativas medioambientales y de Responsabilidad Social Corporativa nos han llevado a estar durante 14 años consecutivos en el podio del Dow Jones Sustainability Index – DJSI (12 de ellos en primera posición). El Grupo es la única compañía aérea en estar listada en el índice europeo del DJSI.

Y seguimos trabajando, con objetivos bien definidos, invitando a toda la industria a unirse a nuestras iniciativas.

En Air France-KLM pensamos que aviación y sostenibilidad son compatibles si todos los actores asumimos nuestras responsabilidades y tomamos acción para reconciliar crecimiento y protección medioambiental. Porque sí es posible una aviación más sostenible.

 

 

* Fuente: GIEC, Stern Review.

 

Compartir: