Una comunicación de cristal

El Liderazgo en Comunicación y el Éxito en las Compañías
4 octubre, 2010
El poder de las palabras y los guardianes de la reputación
18 octubre, 2010

Una comunicación de cristal

“…no llegan porque el lenguaje no es comprensible y cuando lo es no interesa su contenido”. ¿Se parece esto en algo a lo que le ocurre a tu organización? Esa es una de las frases de conclusión de buena parte de las reuniones a las que he asistido en los últimos años. Especialmente si hablamos de administraciones públicas e instituciones de la sociedad civil. “Es un mal endémico”, dicen algunos, aunque me resisto a verlo así, toda vez que el diagnóstico parece tan claro. El entrecomillado pertenece a Felipe González que en su nuevo libro destaca como obstáculo en la construcción europea el tema de la comunicación. Entre las cosas que dice está que “es preferible redactar conclusiones de tres folios que de treinta que no se entiendan y en los cuales el 70% del contenido sean declaraciones de estado de ánimo”. Claro! Es eso, el ciudadano quiere saber cómo impacta tal o cual posición, política, normativa en su día a día. Al margen de tanta burocracia y lenguaje gris, ¿en qué me afecta? Y lo pregunta insistentemente para, al final, encogerse de hombros y alejarse de una identidad [la europea] abstracta y fría, que habita en realidades paralelas. Y da igual si objetivamente eso no es cierto. Importa la percepción y esa batalla, por ahora, sigue perdida.
El ejemplo de la Unión Europea refleja muy bien que toda esa apuesta por la transparencia y la comunicación de cristal, conduce a la desafección si nos olvidamos del contexto y de cómo conecta con quien nos lee, nos escucha o nos mira.

Compartir: