El periodismo: ¿el mejor oficio del mundo?

Realidad Virtual, una herramienta muy real para comunicar las marcas
29 octubre, 2015
10 películas imprescindibles sobre periodismo (parte II)
5 noviembre, 2015

El periodismo: ¿el mejor oficio del mundo?

Nadie dijo que esta fuera una profesión ni fácil ni cómoda. Tampoco nadie nos engañó contándonos que la del periodismo era una profesión bien pagada. Pero sobre todo lo que nadie nos dijo es que nos haría sentir fracasados. ¿De verdad es esto así? ¿Puede cambiarse?

Duras las conclusiones de una encuesta realizada por el Colegio de Periodistas de Cataluña a 152 periodistas colegiados: el 50% se siente fracasado y el 25%, explotado.

Hay más y no pinta mejor: el 41,1% de los participantes en la encuesta no volvería a estudiar la carrera de periodismo; la profesión está valorada en un 3,99 sobre diez y la credibilidad que ofrecen los medios a los propios profesionales que los hacen se fija en un 4,52.

Necesidad de trabajar en tareas ajenas para completar el sueldo, pagos en negro… Son algunas de las lindezas que también revela el informe.

Puede que si esta consulta se hiciera en otros sectores profesionales, encontrásemos resultados parecidos.

periodismo

Puede, incluso, que no sea generalizado a toda España y que, por poner un ejemplo, un periodista de Cádiz sea mucho más optimista respecto a la profesión y más feliz ejerciéndola.

Pero lo cierto es datos así existen, duelen y preocupan.

¿Qué se esconde detrás de estos números y, sobre todo, sentimientos?

Destrucción de empleo y precariedad son dos de las dolencias que podrían explicar este dibujo de la profesión periodística, dos de las conclusiones que también ponía de manifiesto el Informe Anual de la Profesión Periodística 2014, de la Asociación de la Prensa de Madrid.

En él, el 60 por ciento de los encuestados, señalaba el aumento del paro y la precariedad laboral como el primer problema de los periodistas españoles en 2014. Este porcentaje aumentó en solo un año diez puntos.

Le siguen la falta de independencia política y económica de los medios y, en tercer lugar, la mala retribución del trabajo.

Un negro panorama en el que, sin embargo, nuevos medios de comunicación nacen y arrojan un poco de luz. Así de los 297 nuevos medios registrados en 2013, el pasado año la lista se situaba en 406.

¿Falta de valor hacia la profesión? ¿Somos los propios periodistas culpables de ello? ¿Es reversible esta situación?

Demasiadas preguntas y demasiadas situaciones que solucionar para poder seguir creyendo al gran Gabo, Gabriel García Márquez, cuando decía aquello de que el periodismo es “el mejor oficio del mundo”.

 

Compartir: