¿Estamos preparados para salir al escenario?

CRISIS ECONÓMICA ¿AMENAZA U OPORTUNIDAD?
27 julio, 2011
El éxito del saber ‘cuándo’
22 agosto, 2011

¿Estamos preparados para salir al escenario?

Esta mañana leía en Expansión la siguiente afirmación: “Hay directivos de alto nivel que no saben hablar”. Bien! Me gusta cuando alguien intenta sacar los colores a los poderosos ☺
Y no deja de ser verdad… lo dice Mercedes Segura, profesora de un curso de teatro en ESADE para mejorar la comunicación de los empresarios.

Si bien hace un tiempo hablábamos en este blog sobre las cualidades para ser un buen comunicador, hoy quiero centrarme en los cimientos de la casa. Segura indica que en las escuelas y universidades españolas “no se enseña a hablar en público ni a perder la vergüenza”.
Muchos recordamos el sufrimiento que nos suponía ser llamados a resolver un ejercicio en la pizarra o dar la lección en voz alta. Echando la vista atrás, llego a pensar que no se utilizaba como una actividad didáctica más, sino más bien como un método de castigo. El que alteraba lo más mínimo el orden de la clase tenía todas las papeletas para ser llamado.

Ya de mayores nos siguen entrando los mismos sudores fríos a la hora de hablar en público. ¿Consejos para evitarlo? Prepararse, respirar y ensayar- fuera la improvisación! Este último es un punto sobre el que insistimos mucho a nuestros clientes, ya que es esencial prepararse antes de cada intervención. Puede que sea debido a las prisas o el gran volumen de trabajo, pero el pensar que improvisando saldrá todo bien es un mal que afecta a muchos directivos de nuestro país.

Considero que lecciones como esta nos vendrían bien a todos, no sólo a grandes directivos, porque cierto es que al fin y al cabo “nos pasamos el día comunicando”

Para todos aquellos que se hayan visto afectados por el tembleque y tartamudeo ante una audiencia intimidante, una lectura recomendada para este verano: ¡A escena! Lo que el teatro aporta a la comunicación empresarial

Tenemos que aprender a dejar el miedo en casa porque, como asegura Mercedes “hay muchos artistas escondidos detrás que te sorprenden”.

Compartir: