DE GRAN HERMANO A EINSTEIN (La caverna mediática)

Hablamos con…Miguel Ángel Uriondo, periodista de tecnología, telecomunicaciones y empresas. Director de @sabemos.
11 febrero, 2016
LA REALIDAD VIRTUAL IRRUMPE EN EL MOBILE WORLD CONGRESS
3 marzo, 2016

DE GRAN HERMANO A EINSTEIN (La caverna mediática)

La democratización de la información en las redes sociales

Gran Hermano y el mito de la caverna

 

 

 

 

 

 

El término más buscado en Google durante 2015 en España y uno de los que más trending topics acumuló durante el año pasado fue Gran Hermano 16. Este dato contrasta, en su escala categorial, con las crecientes búsquedas mostradas estos últimos días relacionadas con las ondas gravitacionales y la, al parecer, refutación de las teorías de Einstein.

La información en las redes sociales se escribe, se retuitea, se ve, se valora, se enlaza y se comenta con una facilidad pasmosa. Es habitual pasar de hablar de los pactos de gobierno a comentar el último escándalo o novedad televisiva. De Star Wars a San Valentín. De Cristiano Ronaldo a Vargas Llosa. Twitter, Facebook, Instagram, se han convertido en un foro globalizado donde todos parecen poder (y de hecho pueden) opinar sobre cualquier cosa. Esta democratización de la información ya estaba instaurada en la televisión tradicional, pero ahora se ha potenciado de una forma incontrolable por las posibilidades técnicas de los Social Media.

Las redes sociales y la caverna de Platón

El bombardeo mediático diario al que se somete un usuario de un smartphone, tableta o portátil es tal que se convierte en una proeza poder desgranar algo de información útil (mucho menos de conocimiento) de los cientos de mensajes que se cruzan, mezclan y comentan provenientes, casi siempre, de voces legas. Y no es que no haya expertos, influencers y personalidades dispuestas o que se prestan al juego mediático de las redes sociales, sino que, una vez emitido su mensaje este entra en un plano de igualdad y se somete a una distorsión incontrolable. Hoy en día (y más que nunca) el usuario se encuentra mirando a la pantalla de su móvil como en el mito de la caverna platónica, solo que ahora se añade el aliciente de que puede influir, añadir, valorar y expandir todo lo que le llega. Nadie como el filósofo Gustavo Bueno en su libro Telebasura y democracia ha explicado este proceso sociológico.

Marketing VS información

Por otro lado, son indudables las ventajas y posibilidades que han ofrecido los Social Media al marketing. La irrupción de la llamada era digital ha supuesto un punto y aparte en las estrategias de marketing de las empresas. La multiplicidad de mensajes, su velocidad de expansión y el alcance masivo convierten a las redes sociales en un escaparate a escala mundial donde, además, el mensaje se puede definir, segmentar y focalizar con una precisión asombrosa. Y es que al marketing le viene muy bien esta democratización de la información. Las estrategias de mercado tienen más éxito y consiguen un mejor ROI en un clima en el cual los mensajes son cortos, efectistas y masivos. En las redes sociales, al fin y al cabo, todo se mezcla y casi todo vale. Se muestra en ellas el arte de la síntesis frente al análisis. Son un continente donde cabe información seria, publicidad, comentarios privados, opiniones y valoraciones anónimas sin filtro alguno.

Volviendo al mito. Frente a las redes sociales el individuo está solo, “encadenado” mirando a la pantalla de su dispositivo. Se necesita un arsenal crítico para no dejarse avasallar por la realidad que se le presenta ante sí. El salto cósmico entre Gran Hermano y las ondas gravitacionales se tiene que poder percibir o no se saldrá jamás de la caverna mediática.

Compartir: