baskonia
El metaverso en el mundo del deporte
7 septiembre, 2022
Expectación en torno a Italia
26 septiembre, 2022

La Unión Europea, a examen

 

El estado de la Unión Europea, comúnmente conocido como SOTEU por sus siglas en inglés, ha tenido lugar este miércoles 14 de septiembre en Estrasburgo. ¿Qué quiere decir esto? Que la presidenta de  la Comisión Europea hace ante el Parlamento Europeo -en realidad, ante toda Europa- una evaluación de las circunstancias acontecidas durante el último año y de la capacidad de reacción de la UE ante ellas. En resumidas cuentas, la Unión se hace un examen a sí misma a principios de curso. Veamos cómo. 

 

Von der Leyen, a la pizarra

 

Aquel que ocupa la presidencia de la Comisión Europea es quien se encarga de pronunciar el discurso del estado de la Unión. Por ende, no podía ser otra que von der Leyen quien saliera a la pizarra para exponer sus argumentos. 

No se puede olvidar un hecho histórico fundamental: el discurso de la presidenta se ha dado por primera vez mientras tiene lugar una guerra en el este del continente. Algo que von der Leyen ha querido remarcar tanto en su atuendo (vestida con blusa azul y chaqueta amarilla en un claro homenaje a la bandera ucraniana) como al inicio de su intervención: “No se trata solo de una guerra declarada por Rusia a Ucrania […]. Es la guerra de la autocracia contra la democracia. Y hoy comparezco aquí con la convicción de que, gracias a nuestro valor y a nuestra solidaridad, Putin fracasará y Europa vencerá”.

En deferencia a la primera dama de Ucrania, Olena Zelenska, presente de forma presencial durante todo el acto, la presidenta de la Comisión ha querido dirigirse a ella y a la “nación de héroes” agradeciendo su valentía durante los meses bélicos. “Querida Olena, hacía falta tener un inmenso valor para resistir a la crueldad de Putin. Pero supiste hacer acopio de ese valor”, ha precisado von der Leyen. 

 

Los temas del examen

 

Si hubiera que determinar el propósito de este gran evento europeo, podría decirse que es hacer un ejercicio público de autocrítica. Es decir, reconocer ante los 400 millones de europeos los errores cometidos y los progresos alcanzados. Pero adicionalmente, también se presentan los propósitos que la Comisión aspira a cumplir en los siguientes doce meses. 

Entre las prioridades se haya, como cabía esperar, activar un conjunto de medidas que mengüe los efectos de la crisis energética. Entre estas medidas se encuentran la limitación de los ingresos de las empresas que producen electricidad a bajo coste y la implantación de una tasa a la industria de los combustibles fósiles. Con ello, se estima la recaudación de 140.000 millones de euros. 

Al mismo tiempo, ideas como la revisión de la regulación del mercado europeo de la electricidad y la creación de un banco de hidrógeno europeo, financiado a partir del Fondo de Innovación, han sido planteadas.

En lo referente a la inflación, se ha presentado un plan de ayudas a las pymes con el cual se pretende implementar un paquete de nuevas normas fiscales sobre la actividad empresarial europea y que recibirá el nombre de “BEFIT”. Entre otras cosas, el plan contempla la reducción de los procesos burocráticos y la revisión de la Directiva de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales

La crisis de las materias primas tampoco se ha pasado por alto. La presidenta de la Comisión Europea ha dado a conocer la ‘Ley Europea de Materias Primas Fundamentales’, a través de la cual se pretende asegurar el suministro de reservas estratégicas y reubicar a suelo europeo parte de la cadena de suministro. “Hagamos todo lo necesario para que la industria del futuro sea made in Europe”, se ha referido von der Leyen. 

Respecto a la guerra ruso-ucraniana, Europa mantendrá el estricto posicionamiento en contra de Rusia y en favor de Ucrania. “Quiero dejarlo muy claro: no vamos a levantar las sanciones”, ha afirmado con contundencia von der Leyen. En particular, la presidenta de la Comisión ha dado a conocer la asignación de cien millones de euros que la UE destinará a la rehabilitación de las escuelas ucranianas que se hayan visto perjudicadas por las secuelas de las tropas rusas. 

Para la defensa de la democracia, la Unión Europea también contempla medidas. La líder alemana ha constatado que “es momento de invertir en el poder de las democracias”. Por ello, la Comisión que preside ha diseñado una serie de iniciativas que aseguren la “protección de la esfera democrática de la UE”. 

Cabe señalar también que varios de estos propósitos que contempla la Comisión Europea están inspirados en la Conferencia sobre el Futuro de Europa, la cual culminó el pasado mayo y donde participaron los propios ciudadanos europeos. 

 

Los eurodiputados levantan la mano para preguntar

Concluida la intervención de Ursula von der Leyen, ha llegado el turno de los eurodiputados. Ellos han sido los encargados de interpelar los puntos abordados por la presidenta de la CE. Conceptos como el “invierno de la solidaridad” del líder de los conservadores europeos, Manfred Weber, “la amenaza del creciente populismo” de la socialista Iratxe García, o la “lucha por los valores de Europa” de la liberal Stéphane Séjourné han sido puestos sobre la mesa de debate.

 

Aprobado el examen

Por último, desde la presidencia de la Comisión Europea se ha hecho llegar a la presidenta del Parlamento Europeo, Roberta Metsola, y al presidente de la República Checa, Petr Fiala, en calidad de Presidencia del Consejo, una carta de intenciones. En ella se concretan las medidas presentadas hoy durante el SOTEU, así como los detalles de las iniciativas que la Comisión ha colocado sobre su mochila durante este examen de evaluación. Que comience el nuevo curso europeo.

 

Por Sandra Arévalo, consultora junior en BeConfluence

Compartir: