Las 7 verdades de tú cambio

El estudio y el facilitador estratégico
3 octubre, 2011
Marketing emocional: ¿compramos productos o experiencias?
10 noviembre, 2011

Las 7 verdades de tú cambio

En otras ocasiones he escrito sobre el significado de el cambio,ya que es importante ser consciente que estamos en ese proceso, de una forma continua, en cualquiera de las facetas de nuestra vida, tanto en los personal como en lo profesional. Hay veces, como ocurre en estos tiempos de incertidumbre a nivel mundial, que hay un, como dicen los economistas “breaking even” o, los matemáticos ”punto de inflexión”, donde este cambio es más importante y tiene unas consecuencias de mayor trascendencia.

Aquellas organizaciones, que llevan a cabo procesos de auditoría, análisis o seguimientos de resultados de una forma constante, suelen llevarlo de una forma más calmada y más intrínseca dentro de las organizaciones.

En cualquier caso, me gustaría compartir con vosotros un articulo que leí de Rosabeth Moss Kanter, profesora de la Escuela de Negocios de Harvard, que daba siete pautas que ayudan o guían a cualquier persona que esté inmersa el cambio, en el cometido de establecer una dirección, sea de carácter innovador, establecimiento de una cultura determinada o el cambio de comportamiento

1.- El cambio es una amenaza cuando se me hace a mí, pero una oportunidad cuando es hecho por mí. Involucrar a todo el equipo es parte del proceso.

Cuando el cambio se impone, sin la participación de las personas a quien se lo exige, se crea una resistencia que no ocurre cuando se vincula ese cambio a las metas y aspiraciones de cada uno de ellos.

2.- Un viaje largo comienza con un simple pasito. Este dicho del Presidente de China Mao es un recordatorio para empezar a moverse. Hacer algo, comenzar, dar el primer paso por pequeño que parezca, y el viaje está en marcha. Si se pretende querer alcanzar grandes objetivos, muchas veces paralizan el proceso de cambio, que suele ser más efectivo si se hace de una forma escalonada y poco a poco.

3.- Si no conoces el destino, cualquier camino no te llevará. Un destino claro es necesario para guiar el camino del cambio. Muchos esfuerzos de cambio fallan debido a la confusión sobre exactamente donde todo el mundo se espera que llegue.

4.- El Cambio es parte de una campaña de comunicación, no es simplemente una decisión. ¿Cuántas personas se proponen adelgazar o hacer ejercicio, y entonces deciden tomarse un helado como recompensa de esta decisión? Los directivos de las organizaciones no solo tienen que hacer declaraciones sobre el cambio, sino poner en marcha programas para que este cambio sea adquirido por parte de toda la organización. Para cambiar el comportamiento se requiere de una campaña, con una constante comunicación, herramientas y materiales, los hitos, los recordatorios y premios.

5. El miedo al error, puede dejar caminos inexplorados. Repito, y repito, este punto. Qué bueno es equivocarse! Siempre se aprende, individual y colectivamente. Es importante aprovechar las oportunidades inesperadas. Algunas líneas laterales son callejones sin salida, pero otras pueden llevarnos a conseguir mejor y más rápidamente nuestros objetivos.

6.- Todo puede parecer un fallo por el camino. Existen numerosas barreras, obstáculos y sorpresas en el camino hacia el cambio, y cada uno nos tienta a abandonar. Renunciar antes de tiempo, y el esfuerzo de cambio es automáticamente un fracaso. La persistencia y la perseverancia son esenciales para la innovación y el cambio con éxito.

7.- Sé tú mismo El Cambio, que pretendes llevar a cabo. Los líderes deben encarnar los valores y principios que quieren que otras personas adopten. Esta famosa cita de Gandhi nos recuerda a todos – los ejecutivos con los asociados, los líderes políticos con sus seguidores, o los padres con hijos – que una de las tareas más importantes es personal: ser un modelo a seguir, ejemplificando lo mejor de lo que pretendo cambiar.

Compartir: