Ni eres líder, ni creas sinergias ni te gusta que te hagan esa pregunta

¿Tener o no en cuenta las tendencias?
27 diciembre, 2010
¿Es un viaje emocional, comunicar “El Cambio”?
10 enero, 2011

Ni eres líder, ni creas sinergias ni te gusta que te hagan esa pregunta

“Olvídese de todo y dígamelo a mi”, le espeta Lionel Logue a Jorge VI hacia el final de El Discurso del Rey. “Olvídese de todo” es, quizá, el mejor consejo que se le pueda dar a alguien que tiene que hacer una exposición pública. Es, también quizá, poco ortodoxo pero como arranque de año me parece oportuno. Es eso, solo cuéntamelo

 

Cada vez es más difícil disfrutar de una buena entrevista. Ya sea en el periódico, en revistas o en la televisión. La mayoría no es que estén preparadas (entrenadas) es que están prefabricadas. Huele a laboratorio químico el titular y la mayor parte de las respuestas. Hay una falta de pudor absoluta a la hora de ignorar las preguntas y “colocar el mensaje” venga o no a cuento. La culpa de esta desnaturalización la tenemos muchos asesores. ¿A qué me dedico?, me pregunto muchas veces ante ese tipo de entrevistas… Y es que no es eso, no lo es. He disfrutado muchísimo viendo la película de Tom Hooper porque nadie juega a ser gurú. Solo son personas que se tratan de comunicar con otras personas. Habla la persona, no el consejo del asesor, no el asesor.
La gente está pidiendo a gritos un poco de naturalidad, un poco de honestidad, un poco de verdad (la de cada uno) en lo que se dice. Basta de respuestas ahumadas que no significan nada. Ni eres líder, ni creas sinergias ni te gusta que te hagan esa pregunta.  Las tácticas que se ofrecen en los mediatraining son herramientas de trabajo, solo eso, y tienen que pasar el filtro personal de cada cual. No hay copias y pegas, no.  Por eso, cuando me preguntan sobre cómo mejorar a la hora de hablar en público siempre insisto en:

  • Habla desde ti, desde tu propia identidad y no te disfraces (ni en el atuendo, ni con los gestos ni con las palabras). Relájate.
  • Piensa a quién le vas a lanzar el mensaje: ¿están especializados?, ¿tienen prejuicios hacia lo que les quieres contar? ¿Dónde se unen tu mensaje y su escucha? ¿Cuál es su idioma? Se empático.
  • Conócete, asesórate y entrena para corregir errores: hablas muy rápido, muy bajo, con un lenguaje muy técnico, te mueves mucho, te mueves poco, tu lenguaje no verbal desmiente el verbal,… Detecta los puntos a mejorar, decide sobre cuál vas a actuar en primer lugar y corrígelo. ¿Cómo? Haciéndolo. Olvidándote de todo… Lo decíamos al principio: solo cuéntamelo.

En un momento de la película de Hooper, Jorge VI (Colin Firth) mira en la televisión un discurso de Hitler (1939). Su hija (no recuerdo cuál, quizá la actual Reina) le pregunta: “¿Qué dice?”. Y su padre responde: “No lo sé, pero creo que lo está diciendo muy bien”. .. Como arranca el año, os dejo con uno de mis vídeos favoritos, el discurso final de El Gran Dictador.

 

Y para frikis de todo esto :D, os dejo un enlace al discurso original de Jorge VI, con el que finaliza la película.

 

Feliz año nuevo. Llénate de proyectos.

Compartir: