Palabras que son motor de cambio

Un ejercicio de comunicación en equipo
14 junio, 2010

Palabras que son motor de cambio

palabrasHace unos meses leí un post que me pareció muy divertido sobre las palabras malditas, que deberían estar proscritas de nuestras notas de prensa y comunicados. Entre ellas, aparecían “líder”, “sinergía”, “nueva generación”,… Es verdad, a fuerza de recurrir a muchas expresiones las vaciamos de contenido. Es necesario hacer un esfuerzo e ir más allá. ¿Qué queremos decir? ¿Qué es lo que queremos contar? Y, por supuesto, a quién.
Mataría a los adjetivos. Me estorban casi siempre, pensaba mientras leía un documento recién llegado. Esa misma noche, recalé en Micropolítica de Antonio Gutiérrez-Rubí. Lo tenía en la recámara desde hacía algunos meses y por fin llegué a él. Gutiérrez- Rubí ha tenido el gesto de dejar una puerta abierta a un libro lleno de reflexiones y referencias que merecen un espacio en las rutinas de todos los que nos dedicamos profesionalmente a esto de comunicar. Habla de las palabras, de las emociones y de las percepciones en el ámbito de la política, con una deriva progresista, pero que en el fondo es técnica y de estrategia de la comunicación. Hay autores que en esta materia consiguen entusiasmar y que Gutiérrez-Rubí cita en su ensayo. Se ha hablado mucho del elefante -metonimia del libro no literalidad :)- de George Lakoff, pero me parece más inspirador Frank Luntz y sus palabras que funcionan o Drew Westen y el cerebro político.
Todos ellos no dejan de insistir en que la batalla de las palabras se disputa en la realidad que nombran estas. Ilusióname, motívame, entusiásmame, se capaz de llegar a donde reside mi emoción y no te preocupes si tienes o no la razón. Comunicar hoy es seducir, desde la honestidad, sí, pero participando de un mundo que se viste audiovisual y que se interpreta y entiende en esa clave.
Merece la pena asomarse a este libro y repensar la comunicación que hacen las empresas y las organizaciones y como la hacen.

Compartir: