Adaptarse o morir: la Transformación Digital y la Revolución 4.0

Infografía – Halloween 2018
31 octubre, 2018

Adaptarse o morir: la Transformación Digital y la Revolución 4.0

Adaptarse o morir: la Transformación Digital y la Revolución 4.0

La Transformación Digital y la conocida como cuarta revolución industrial (o Industria 4.0) han ido entrando paulatinamente en nuestra sociedad hasta el punto de que muchos ciudadanos se han visto de repente inmersos en ellas. Hoy en día, cualquier empresa debería formularse la siguiente pregunta: “¿Puedo llegar a mis clientes a través de medios digitales?”. Si la respuesta es negativa, ¡hay mucho por hacer!

Esta Industria 4.0 de la que estamos hablando no se trata de tener simplemente un perfil en Facebook o en Instagram, la red social que ha subido de puesto en estos últimos años. Esta cuarta revolución industrial implica todo un proceso de reorganización de los métodos de trabajo y de estrategias para obtener mayores beneficios mediante las nuevas tecnologías.

 

Los profesionales de la comunicación, más indispensables que nunca

Contar con un buen plan de marketing y comunicación adaptado a esta nueva era es indispensable para que las empresas empiecen a posicionarse dentro del mercado competente actual, algo que no podría llevarse a cabo mediante el intrusismo laboral y la falta de competencias en esta materia.

¿Qué ocurre entonces con los profesionales de la comunicación? La Transformación Digital también ha cambiado para nosotros y, del mismo modo que las ventas de la prensa en papel van en declive, en el mundo digital hay que aprender a utilizar herramientas como el Big Data, el Internet de las cosas, la nube o el social media business para lograr los objetivos marcados. Es imprescindible tener una formación adecuada y estudiar con atención cada caso para poder adaptar los cambios al ritmo de la compañía. Asimismo, es conveniente que desaparezca la figura del periodista “multitarea” —aquel que se encarga de todas las labores de estos profesionales— para dar paso a la especialización, y ya no sólo en materia de comunicación, sino en todos y cada uno de los departamentos de una empresa.

 

Las nuevas tecnologías han venido para quedarse y para actualizarse con el paso del tiempo, y es innegable que pueden ofrecer muchos beneficios si se utilizan de una forma adecuada. En este sentido, podríamos rescatar el pensamiento que Darwin lanzó en su teoría sobre el origen de las especies, allá por 1859: adaptarse o morir.

Compartir: