FACEBOOK SE SUBE AL CARRO DEL COMERCIO COLABORATIVO

Ciberseguridad
CIBERSEGURIDAD: LA GRAN PREOCUPACIÓN DE EMPRESAS E INTERNAUTAS
26 septiembre, 2016
Los gamers y youtubers españoles
YOUTUBERS y GAMERS: LAS ESTRELLAS DEL SIGLO XXI
10 octubre, 2016

FACEBOOK SE SUBE AL CARRO DEL COMERCIO COLABORATIVO

comercio colaborativo

comercio colaborativo

FACEBOOK APUESTA POR EL COMERCIO COLABORATIVO

Ahora es Facebook el que parece apostar definitivamente (ya lo había intentado sin éxito en 2007) por el comercio colaborativo. Se debe a que la enorme comunidad de la red social ya utilizaba esta plataforma para vender y comprar objetos de segunda mano. Ahora lo podrá seguir haciendo pero con una interface expresamente  desarrollada para ello. Facebook se suma, presentando Marketplace, al éxito que están teniendo apps y plataformas basadas en el comercio colaborativo, tales como Ebay, Wallapop o Vibbo (antigua Segundamano). La plataforma de Facebook permite geolocalizar, filtrar por precio, categoría… y si añadimos a esto su facilidad para subir artículos a golpe de imagen, el resultado es una herramienta muy atractiva. Por ahora solo estará disponible en EEUU, Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda, pero se pronostica una rápida y pronta expansión por otros países.

La comodidad y ahorro que supone para el usuario el comercio colaborativo, modelo de negocio que utiliza al menos el 60% de los compradores online, es sin duda el mayor atractivo y la clave para que este tipo de mercado digital se vaya abriendo paso. Casi todos los sectores se están viendo afectados por este modelo de negocio, que se basa en una comunidad de usuarios dispuestos a ofrecer productos y servicios sin ningún tipo de intermediarios salvo una plataforma digital, confiando en pasarelas de pago cada vez más seguras y efectivas. Es el caso de Uber y BlaBlaCar en el sector de los transportes, el crowdfunding en el sector bancario o Airbnb en la hostelería.

LOS SMARTPHONES SON LA CLAVE

Parece que el desarrollo de la tecnología móvil ha favorecido el crecimiento del comercio colaborativo de forma exponencial. La velocidad con que acceden y navegan los usuarios, el diseño sencillo y eficaz de las apps, la posibilidad de chatear y valorar la calidad del comprador o vendedor o artículo, la geolocalización y, sumado a esto, la posibilidad de adquirir productos a precios más bajos, anima cada día a más consumidores a utilizar esta vía, muy bien recibida por las nuevas generaciones (Z, Millennials) y sin preferencias de sexo, ya que se reparten la cuota de mercado en un 50-50% tanto hombres como mujeres.

Además, este tipo de comercio ha sido ensalzado por parte de organizaciones que vigilan y protegen a la sociedad de consumo. El hecho de que bienes pasen a ser vendidos en vez de tirados o amontonados supone una ventaja ecológica y ayuda a atenuar el derroche y la acumulación de productos. Por otro lado, la crisis económica es otro factor que ha impulsado el comercio colaborativo, forzando a los consumidores a buscar nuevas vías que abaraten y faciliten la compra-venta de productos y servicios.

Compartir: