medios
Cómo conseguir que los periodistas cubran tu historia
7 julio, 2021
DHL Express
DHL Express selecciona a BeConfluence para desarrollar y gestionar su estrategia de comunicación
6 septiembre, 2021

Los fondos europeos, más encarrilados

fondos europeos

fondos europeos

La apuesta decidida y estratégica por los fondos europeos sobrevuela como uno de los vectores más destacados en la inmediata interpretación de la contundente remodelación del Gobierno de Pedro Sánchez. La profunda renovación en el marco del gabinete del propio presidente y la consolidación de Nadia Calviño como vicepresidenta primera, desde sus responsabilidades en el ámbito de la Economía, proporcionan un nuevo escenario para dinamizar la apuesta recogida en el ambicioso programa Next Generation, tan esperado en nuestro país.

Por primera vez en mucho tiempo, la primera vicepresidencia de un gobierno español no comparte ni secunda su rango con ninguna otra relacionada con la acción política. Más aún, en el segundo gobierno de la actual legislatura, sus tres vicepresidencias disponen de una doble caracterización única en el panorama europeo: están en manos de mujeres y bajo diferentes responsabilidades en el área económica. Supone mucho más que un guiño político, supone una decidida apuesta por priorizar el reto de la recuperación en medio de un contexto azotado por los perniciosos efectos de la pandemia.

Bien sabe Sánchez que la correcta utilización de los denominados fondos europeos, de su capacidad para la generación de riqueza y, sobre todo, de empleo va a depender buena parte de su suerte política en su actual mandato. No solo está en juego la estabilidad institucional, el riesgo de unas elecciones anticipadas, sino especialmente la capacidad de reacción socioeconómica pública y privada ante magna oportunidad que empieza a descollar. Un fiasco sería imperdonable para el futuro a corto y medio plazo de una sociedad especialmente necesitada de una urgente rehabilitación.

La apuesta por Calviño como mano indiscutible mano derecha de Sánchez en la adecuación de la estrategia económica no pasa desapercibida dentro ni fuera de España. En el ámbito nacional, porque consolida la figura de una tecnócrata que aglutina el reconocido prestigio de las principales referencias económicas y financieras porque sigue dando sobradas muestras de su dominio de situación. Ante la Unión Europea, porque le avala la garantía de su ortodoxia en la configuración y desarrollo de unas políticas posibilistas y de rigor ante el contexto por el que atravesamos.

Junto a la vicepresidenta primera, Sánchez dispone de otros dos puntos de apoyo, dotados de una probada credibilidad y capacidad de resolución, como son el ministro Félix Bolaños y el nuevo jefe de gabinete, Óscar López, como relevo de Iván Redondo. Se trata de políticos situados en cargos de indudable responsabilidad para encarar adecuadamente la asignatura pendiente de los fondos europeos. Una cualidad que aporta la confianza suficiente para esperar la repercusión más favorable en las sucesivas apuestas estratégicas que contienen la inmensa mayoría de los ilusionantes proyectos presentados con esperanza de ser atendidos en el plan de los fondos europeos. Podría decirse con absoluta certeza, por tanto, que este torrente de ilusión que contienen cada una de apuestas empresariales camina ahora por un sendero de confianza mucho más reforzado. Aquellas sombras que se veían asociadas a una gestión anterior, posiblemente como consecuencia de la torticera intención atribuida a sus maquiavélicos inductores, quedan disipadas radicalmente desde ahora para tranquilidad especialmente de quienes han depositado toda su ilusión empresarial en conseguir el respaldo de los fondos europeos.

Juan Mari Gastaca, socio y director de RRII y Asuntos Públicos en BeConfluence.

Compartir: