Retener el talento en tiempos de crisis: Comunicación interna

“Curation”:la clave para contar nuestras historias
7 febrero, 2012
Portarse bien tiene premio
23 febrero, 2012

Retener el talento en tiempos de crisis: Comunicación interna

En tiempos de crisis, las preocupaciones de los directivos son muchas: Cómo reducir costes, cómo aumentar o, por lo menos, mantener la productividad…pero también, cómo retener al talento de sus compañías que, en momentos duros, puede poner la mirada en nuevos retos profesionales.

Aumentos de sueldo, bonus u otros privilegios son quizá las primeras alternativas que les vienen a la mente para retener a sus valiosos profesionales pero no muchos conocen el potencial que la comunicación interna tiene a la hora de fidelizar a un empleado, aumentar su competitividad y mejorar la imagen pública de su empresa.

Informar sobre lo que ocurre dentro de una empresa, motivar a los empleados o tener canales de comunicación recíproca entre el equipo directivo y la plantilla (alejados de una mera comunicación unidireccional) son maneras de conseguir una cultura corporativa sólida. Que un trabajador se sienta parte de su empresa y sepa qué ocurre en ella puede evitar muchos problemas como la generación de rumores, que tanto daño hacen a las organizaciones, y puede traer muchos beneficios.

Cualquier empresa debe tener en cuenta que los trabajadores son sus primeros clientes y que si estos están contentos y se sienten parte de la compañía, se convertirán en embajadores de la compañía con los clientes. La propia organización se convierte en una canal de comunicación externa muy potente. Si, por el contrario, no sienten ninguna vinculación con su compañía, su implicación será mucho menor y no dudarán en llevar su talento a cualquier otro lugar en cuanto les ofrezcan algo mejor.

Tradicionalmente, muchas compañías han considerado a la comunicación interna como un “lujo” dentro de sus planes de comunicación y han primado más otras áreas como las relaciones con los medios, al proporcionar unos resultados más visibles y medibles. Queda mucho por hacer pero este podría ser un buen momento para mirar hacia dentro y apostar por esta gran olvidada del sector.

Compartir: