metaverso
Metaverso, un mundo incipiente de oportunidades
27 abril, 2022
Devolver latas y botellas a la tienda: una realidad en España con la nueva Ley de Residuos
4 mayo, 2022

Employer branding: ser percibido como un buen empleador

No cabe duda de que la imagen pública de una empresa es un factor fundamental en la construcción de una valiosa reputación. Esta puede medirse por los beneficios obtenidos, por el capital invertido o por el grado de internacionalización, entre otros factores. Al mismo tiempo, la reputación corporativa depende en gran medida de una cuestión trascendental: la percepción popular de una compañía en calidad de empleadora. Este concepto se conoce hoy en día como employer branding

Un adecuada estrategia de employer branding equivaldrá por tanto a la fidelización del capital humano. Esto significa que si se ofrecen unas garantías de satisfacción laboral, los empleados sentirán que tienen un motivo de peso para seguir formando parte de la empresa. Factores como la seguridad laboral, la posibilidad de conciliar, el entorno de trabajo acogedor o el fomento de una cultura institucional son piezas clave para mantener el talento humano de tu plantilla, e incluso para atraer talento nuevo. Así lo demuestra el estudio sobre employer brand elaborado por Ranstad en 2021. Según este informe, el 96% de los profesionales encuestados considera que tener valores personales acordes con la cultura corporativa es vital para sentirse satisfecho en la compañía donde trabajan. 

Como empresario, ser consciente de cuál es tu employer brand o marca de empleador equivale a conocer qué impresión generas tanto hacia tu plantilla como hacia tus potenciales trabajadores. ¿Por qué alguien apostaría por trabajar aquí? ¿mis empleados se encuentran satisfechos con el ambiente y el espacio de trabajo que les ofrezco? ¿recomendarían mi compañía a otros profesionales? Las respuestas a todas estas preguntas son cada vez más valoradas por los expertos en recursos humanos y altos directivos, pues saben bien que es un valor diferencial frente a la competencia

En sentido, como senior manager en captación de talento y employer branding, Ana Escurin afirma que “una buena estrategia de employer branding en definición debe ser el punto central en el que se apoye toda la actividad de cara a atraer el talento que esa organización necesita específicamente y, por lo tanto, ayudar a la empresa a diferenciarse de la competencia”. Sin embargo, Escurin hace un matiz al respecto “no hay que confundirlo con la responsabilidad de la experiencia de empleado que habitualmente no está liderada por completo por employer branding sino que muchas otras áreas intervienen. Esta experiencia de empleado, la parte más tangible de la cultura corporativa, puede ser un factor clave y diferencial de nuestra marca empleadora”.

 

¿Qué tácticas ayudan a alcanzar una buena imagen como empleador o good employer?

Algunas de las tácticas para fomentar el respaldo del personal hacia la empresa, y en consecuencia tu prestigio como empleador, consisten en implementar una política de transparencia, fomentar la comunicación interdepartamental, medir el rendimiento por objetivos en lugar de por horas y ser flexible en los horarios de trabajo. De igual modo, consultar de forma periódica el grado de satisfacción de los empleados les hará sentirse escuchados y beneficiará al employer brand.  Para la gestión de estas tareas podrán colaborar los departamentos de Recursos Humanos y de Comunicación de una misma empresa, pues no deja de ser un asunto que afecta tanto al mercado laboral como a la comunicación corporativa.

Más allá de la reputación, una positiva imagen de empleador también consigue repercutir en el rendimiento del equipo, pues un espíritu motivador conlleva directamente una mayor productividad. El clásico lema “ninguno de nosotros es tan bueno como todos nosotros juntos” bien podría resumir lo que una compañía concienciada en employer branding consigue transmitir a su equipo. Ante la alta competencia empresarial del siglo XXI, distinguirse como buen empleador es hoy más conveniente que nunca. 

 

 

Compartir: