La importancia de la comunicación interna en momentos de incertidumbre

La innovación como eje de la transformación digital activa
25 marzo, 2020
Por favor, no confundir
4 abril, 2020

La importancia de la comunicación interna en momentos de incertidumbre

Mucho  se habla en estos días de la importancia de comunicar al exterior en tiempos de Coronavirus. Hablar de las iniciativas llevadas a cabo por la empresa, negocio u organización; comentar los protocolos puestos en marcha o, simplemente, continuar con las acciones habituales para informar a la prensa están a la orden del día. Si bien la comunicación externa es y será fundamental, tanto en momentos de estabilidad como de crisis, la interna también lo debe ser.

La comunicación dentro de la organización es más que informar a los empleados o profesionales sobre unos objetivos o misiones concretas. Es un reto que conlleva crear unidad y sentimiento de equipo, haciendo partícipes a los trabajadores del espíritu empresarial. Pero, ¿qué ocurre cuando nos encontramos ante una incertidumbre social de gran envergadura? La actual crisis debida al Covid-19 provoca un cambio en el paradigma de la comunicación interna, donde la respuesta inmediata y la adaptación casi constante y a diario se convierten en los pilares fundamentales.

¿Cómo debe ser esta comunicación? En primer lugar, es muy importante que se establezca un comité de crisis para analizar los problemas y medidas a tomar, así como para crear un posible plan de contingencia o protocolo de actuación para, después, comunicar las conclusiones a todos y cada uno de los empleados en relación con el contexto social. Es aconsejable celebrar estos comités periódicamente en función de las novedades que vayan surgiendo y en base a la actualidad política, económica y social, además de anticiparse y estar preparados a los nuevos escenarios que se presenten.

En segundo lugar, la transparencia es uno de los objetivos fundamentales de la comunicación interna y el silencio nunca debe ser la respuesta. Además, con nuevos contextos como el teletrabajo, la fluidez en la transmisión de los mensajes es más importante que nunca. Los mensajes transmitidos a los profesionales de una organización deben ser claros, concisos, sencillos y cercanos. Para trasladarlos, es necesario activar diferentes canales de comunicación ofreciendo la posibilidad a los empleados de resolver dudas o transmitir posibles inquietudes. A través de correos electrónicos, newsletters diarias, comunicados en la Intranet de la compañía o, incluso, a través de grupos de WhatsApp o Telegram es posible llegar a cada uno de los diferentes miembros de una organización.

En este sentido, crear una cohesión entre los diferentes equipos, una unidad y un sentimiento de pertenencia se hace fundamental para hacer frente a la incertidumbre actual. Por ello, también es necesario reconocer el trabajo, poniendo en valor el esfuerzo realizado por cada uno de los empleados y, sobre todo, en aquellos que, por sus circunstancias profesionales, no pueden desempeñar sus labores en remoto. Estos necesitan ver que hay alguien detrás que se está preocupando por su bienestar, y aquí la comunicación interna juega un papel fundamental.

Es aquí donde los mandos intermedios juegan un rol fundamental al ser los emisores de los mensajes que provienen desde la dirección. Por ello, es necesario que la directiva o los superiores les ofrezcan las herramientas necesarias para comunicar de manera eficaz toda la información a los trabajadores, además de formarles en la manera en la que deben expresar esos mensajes, siempre desde la transparencia y la sencillez.

En definitiva, la cultura corporativa se hace esencial en momentos de crisis y la comunicación debe ayudar a ello. Y es que es la herramienta más poderosa para convertir la incertidumbre en tranquilidad y en esperanza.

Compartir: