La igualdad de género, una cuestión de competitividad para las empresas
14 diciembre, 2022
empleados
Experiencia de empleado: ‘Engagement’ en la propia empresa
27 diciembre, 2022

Aviso para navegantes en la sociedad de la (des)información: fake news

fake news

 

fake news

“La universidad está para investigar, debatir, reflexionar, pero también para actuar y buscar soluciones y de ahí salió el publicar este manual: tendría que ser en acceso abierto, de gran difusión digital y con un lenguaje claro pero riguroso que llegara a todos”. Carlos Elías (Universidad Carlos III de Madrid) y David Teira (Universidad Nacional de Educación a Distancia) destacan así en la introducción de ‘Manual de periodismo y verificación de noticias en la era de las fake news’, cómo su obra sobre las noticias ‘fake’ puede interesar a todo tipo de públicos (con ejemplos esenciales -por la cuenta que nos tiene- como el de los estudiantes de Secundaria y Bachillerato).

Las nuevas tecnologías han propiciado el despliegue de las redes sociales y de las posibilidades de manipular audio y vídeo (tanto que se ha llegado a increíbles suplantaciones de personalidad, de mensajes)… todo un problema para la ‘aldea global’, expuesta a los nocivos efectos de esta contaminación de los mensajes.  Estos efectos, y los caminos para llegar a ellos, son analizados desde diversos puntos de vista, propios de la formación de los autores: Teira, de Lógica, Historia y Filosofía de la Ciencia; Elías, de Periodismo, coordinadores de una obra que contiene once capítulos, escritos por todo tipo de especialistas (que aportan ejercicios y ejemplos prácticos al final de cada apartado).

La ‘era Trump’, el ‘Brexit’ o la COVID 19 se destacan en el libro como vehículos del siglo XXI para lo ‘fake’, como parte de un ‘work in progress’, ya que el manual se irá actualizando en línea con el proyecto de investigación «Racionalidad y Contraconocimiento. Epistemología de la detección de falsedades en relatos informativos (Ministerio de Ciencia y la Cátedra europea Jean Monnet ‘UE, Desinformación y Fake News’). Un poderoso medio de desinformación que, como se detalla en la obra, y de acuerdo a un estudio del MIT Media Lab, las noticias falsas tienen un 70% más de probabilidades de ser retuiteadas que las verdaderas.

Siglo a siglo, los participantes en este ensayo retroceden en el tiempo para repasar sus raíces, desde W. R. Hearst (“Ponga usted las fotos que ya pondré yo la guerra”) o Goebbels a Virgilio o Epícteto, o a Sinz Tzu, siglo VI a.C. («El arte de la guerra se basa en el engaño»). En el caso de Epícteto, se señala cómo sostenía que “era muy difícil enseñar una cosa a alguien que ya cree saberla. El ‘efecto contraproducente’ establece que el intento de refutar las creencias erróneas de una persona mediante hechos y datos puede provocar el efecto contrario: defenderá su opinión con mayor vehemencia”.

Desde la tradición oral al despliegue global de los ‘bots’, este tipo de mensajes han demostrado su alta eficacia para dinamitar el ‘círculo virtuoso’ de la comunicación. Un panorama en el que los receptores de los mensajes, la sociedad, debemos hacer los deberes para afinar el juicio y, en todo caso, dejar reposar las informaciones. Y así lo recomiendan los autores: “Nuestra percepción y nuestros razonamientos se desvían sistemáticamente del ideal: esas desviaciones sistemáticas son conocidas como sesgos”.

En la era del ‘clickbait’, lo ‘fake’ acecha cada segundo, en cada rincón, con más comodidad cuanto más asentados están nuestros sesgos, como destaca uno de los participantes en el ensayo, Alejandro Fernández Roldan, al explicar la esencia de la generación de las  ‘cámaras de eco’, en las que los usuarios solo acceden en las plataformas a información que confirma sus creencias, con independencia de si son verdaderas o falsas, en línea con el ‘No dejes que la realidad te estropee una buena noticia’… al menos, no se lo pongamos fácil a los profesionales del bulo.

Compartir: